Más alianzas por nuestros bosques: Epson se suma a Reforestamos por Naturaleza

Foto: Epson Perú

Foto: Epson Perú

Epson Perú se suma a nuestra campaña Reforestamos por Naturaleza para contribuir en la conservación de los bosques en el Valle de las Cataratas, Amazonas. 

Más de 1200 árboles nativos del área de conservación privada (ACP) comunal San Pablo, ubicado en el Valle de las Cataratas, en Amazonas, fueron adoptados por Epson Perú. De esta forma se han convertido en un aliado clave para nuestra campaña Reforestamos por Naturaleza, la cual permite a cualquier persona o empresa apoyar iniciativas de conservación. 

Para reafirmar su compromiso con la conservación y lazos con el ACP San Pablo, donde se ubican los árboles adoptados, un equipo de Epson Perú viajó al Valle de las Cataratas y conocieron de primera mano los frutos de su apoyo en la campaña. 

Tras la visita, Epson Perú se ha comprometido a continuar destinando fondos para la gestión y protección de estos árboles nativos y para nuevas plantaciones en el futuro, que permitan seguir conservando nuestra biodiversidad.  

“Llevamos más de 80 años comprometidos con el medio ambiente, desarrollando tecnología cada vez más sostenible para todo nuestro portafolio. Además, buscamos involucrarnos directamente en iniciativas locales que generen un impacto positivo en nuestro ecosistema. Por ello, en alianza con la SPDA, continuaremos aportando recursos para la conservación de árboles en los bosques de nuestra Amazonía”, comentó Yihan Qumsiyeh, gerente de Marketing y Comunicaciones de Epson Perú. 

Foto: Epson Perú

Foto: Epson Perú

Reforestando en el Valle de las Cataratas 

A través de la adopción de árboles nativos con Reforestamos por Naturaleza, las iniciativas de conservación con las que trabajamos reciben el monto recaudado y realizan proyectos con el fin de reforestar nuevos árboles nativos, así como gestionar y proteger los bosques ya existentes. 

“La adopción de un árbol permite no solo plantar un árbol, sino también mantener en pie otro árbol semillero ya adulto. ¿Por qué? Porque al estar allí, las aves y mamíferos interactúan con él, lo que ayuda a desperdigar semillas de su especie en el bosque”, explica Francisco Meléndez, miembro de nuestro equipo. 

En el Valle de las Cataratas venimos trabajando desde el 2013 y, de la mano con diversas comunidades cercanas, seguimos promoviendo el cuidado de la naturaleza y contribuir con la reforestación de sus bosques frente a la amenaza de deforestación. En los últimos meses también nos hemos centrado en un gran apoyo e impulso a los viveros locales dentro de la región. De esta forma aseguramos el círculo productivo que permitirá tener más árboles nativos para ser sembrados. 

A la fecha hemos sembrado más de 20 mil árboles nativos en esta zona, mediante acuerdos en reuniones comunales y apoyo de la Asociación de Turismo de San Pablo y el Comité de Gestión Ambiental de San Pablo, y la participación de otras comunidades aledañas como Cocachimba, San Pablo y La Coca.