Paraíso Natural Iwirati

pra03h

Los esfuerzos de Ema Tapullima y de toda la Comunidad Nativa de Puerto Prado vienen siendo recompensados. Sin embargo, este es recién el inicio de toda una aventura en busca de una vida coherente y sostenible.

“No vamos a parar de luchar”, dice y sonríe tímidamente Ema Tapullima. Una mujer de ojos brillosos y piel bronceada que se ha convertido en una de las más importantes representantes de la Amazonía peruana. Actualmente es la presidenta y lidereza de la Comunidad Nativa de Puerto Prado, un lugar a unos minutos de Iquitos en donde los niños nadan en el río y trepan árboles. Actos naturales y lejanos que en la actualidad muchos solo disfrutan con lentes 3D.

La ficha técnica

Personas de Contacto:

Ema Adith Tapullima Murayari

Teléfonos:

(065) 792168 / 995686238

Correo:

aditapullima@hotmail.com

Clic aquí para enviar correo

Ubicación:

Loreto

Extensión:

100 ha.

Objetos de
Conservación:

  • Preservar la biodiversidad de la flora, fauna, ojos de agua y especies representativas como la Victoria Regia. Así mismo, tener un espacio para la investigación, el ecoturismo, la educación ambiental, el rescate de los conocimientos ancestrales y la identidad Kukama.

Cuando llega una embarcación, todos los niños salen a darte la bienvenida. Un acto de agradecimiento natural de reciprocidad mutua. Reciben con alegría a todos sin excepción. Alguien que crece en contacto con la naturaleza tiene una sensibilidad distinta. Viven agradecidos por todo lo que tienen a su alrededor. Y quieren compartirlo.

En la entrada de Puerto Prado, a orillas del río Marañón, se encuentra un conjunto de Victorias Regia que se posan sobre agua apacible mostrándonos la belleza de la naturaleza. Son los lirios de agua más grandes que existen en la Amazonía y, a pesar de su apariencia frágil, pueden soportar hasta cuarenta kilos. Son delgadas como papel bond y solo se encuentran en Perú, Brasil, Guyana y Colombia. Desde hace más de seis años, esta comunidad se dio cuenta que tenía que conservar su hábitat. A pesar de que aparentemente todo seguía igual, los delfines no venían a saludarlos como antes y los pobladores tenían que viajar más kilómetros en busca de una buena pesca. Las comunidades aledañas cortaron muchos árboles y aves y monos se fueron alejando de sus casas. Con la misión de seguir conservando sus bosques, Ema Tapullima organizó a la comunidad. En los últimos diez años ha llevado cursos de conservación, de liderazgo y de artesanías para impulsar el desarrollo de todo Puerto Prado. Se convirtió en la primera mujer Teniente Gobernador de todo Loreto. Su tierna e inocente sonrisa contrasta con su fuerza y temperamento. Sus vecinas ven en ella un ejemplo y empujan a sus familias a seguir conservando sus árboles y miles de especies que rondan uno de los lugares más vivos de todo el planeta. Se puede decir que en Puerto Prado se vive un matriarcado y todos están felices con ello.

Esta comunidad de sesenta y seis personas recibió su reconocimiento como Área de Conservación Privada. Le han puesto de nombre Paraíso Natural Iwirati, palabra kukama que en castellano significa árboles. Dar una caminata en sus cuatro senderos turísticos es encontrarte con cedros, siringas, caucho, árboles grandes y robustos que crean un ecosistema lleno de vida en donde el mono leoncito, el más pequeño de la Amazonía, y la rana blue jean, de colores rojos y azules eléctricos, son los más buscados por las visitas. Tienen un convenio con Aqua Expeditions, una empresa de cruceros en la selva, que llega todas las semanas con turistas para que puedan conocer a la comunidad y comprar sus artesanías. Además de ello, este operador les brinda apoyo y asesoría en temas relacionados al turismo. Y para no perder la costumbre, las mujeres se unieron una vez más y crearon la asociación de artesanas Karhrhuara orno. Utilizan los insumos de la naturaleza para confeccionar artesanías. Se cogen de la fuerza de la chambira, el huingo, semillas de achiote y tintes naturales para desarrollar este arte que trabajan todas las tardes cuando el sol empieza a caer. Mientras tanto, los niños chapotean en el río con la misma fuerza e intensidad con la que toda la comunidad va marcando la senda en busca de un Perú más sano y natural.

¡Felicitaciones!
Ema Tapullima acaba de recibir el Premio de Ciudadanía Ambiental 2013 en la categoría Tradiciones ambientales populares en representación de la Comunidad Nativa de Puerto Prado. Los esfuerzos de todas estas familias fueron reconocidos por el Ministerio del Ambiente de Perú y es un aliciente para toda la comunidad. Tienen muchos planes para seguir pero necesitan del apoyo de todos nosotros.

  • mathilde y amigos en Berlin
  • Todas las tardes las mujeres se organizan y empiezan a trabajar en sus artesanías.
  • Sesenta y seis personas viven en Puerto Prado.
  • Desde el Puerto de Nauta son tan solo 25 minutos navegando sobre el río Marañón.
  • Tienen cuatro senderos turísticos en donde todavía se pueden ver grandes cedros del tamaño de edificios.
  • Victoria Regias, de las plantas más llamativas en toda la Amazonía. En Puerto Prado tienen muchas.
  • Mono leoncito, el más pequeño de la Amazonía.
  • La rana blue jean. La imagen lo dice todo.
  • Cuentan con una embarcación que solo es utilizada en ocasiones especiales.
  • Situaciones que para muchos son solo de televisión, ellos lo gozan todos los días.
  • Los niños no dejan de explorar y conectarse con el río y el bosque.
  • Artesanías que producen en Puerto Prado. Siguen mejorando la técnica pero necesitan asesoría para mejorar los acabados.
  • Ema Tupallima, un ejemplo. Presidente de la Comunidad Nativa Puerto Prado y primera Teniente Gobernador de todo Loreto.
  • Visítanos

    Para llegar a la futura Área de Conservación Privada (ACP) Paraíso Natural Iwirati tienes que llegar primero hasta el puerto de Nauta. Salen movilidades Iquitos-Nauta que van por S/. 10. Luego tome una moto taxi (S/. 2) al puerto.

    Una vez en el puerto, tome un peque peque por S/.5. En 25 minutos navegando en el río Marañón, llegará a la Comunidad Nativa de Puerto Prado que se ubica en la margen izquierda.

  • Ayúdanos a Conservar

    Esta comunidad recibe muy poca ayuda pero tienen muchas ganas y disponibilidad para trabajar. Están dispuestos a recibir investigadores que quieran ayudar a recolectar más información biológica de este territorio.

    A su vez, necesitan asesoría turística para poder promocionar mejor las actividades que ofrecen y repotencia la calidad de sus artesanías. Esto va de la mano con una futura implementación de infraestructura y servicios en donde puedan recibir a los visitantes. En estos momentos solo tienen espacios para acampar y casas de los comuneros.