Pucunucho

El Área de Conservación Privada (ACP) “Pucunucho” se ubica en el Sector Huayabamba, distrito de Juanjuí, provincia de Mariscal Cáceres, departamento de San Martín. Ha venido funcionando desde su adquisición (1994) como área de conservación, aplicando prácticas de manejo, restauración de paisaje y recuperación de servicios ambientales, constituyéndose en un refugio para la fauna silvestre y especies de flora representativas de la Amazonía Alta.

“Pucunucho es un poco eso. Tener un espacio en donde sentirme purificada”, cuenta Karina Pinasco, una mujer que junto con su madre decidieron hace diecinueve años algo solo atribuirle a locos o vagos: conservar un bosque que venía golpeado por el ser humano.

La ficha técnica

Personas de Contacto:

Karina Pinasco Vela

Teléfonos:

042 – 342698 /99530696/ #363805

Correo:

ampa@ampaperu.info / k.pinasco@ampaperu.info

Clic aquí para enviar correo

Ubicación:

San Martín

Extensión:

23.50 ha

Norma:

R.M. Nº 040-2013-MINAM, Fecha de Publicacion 20.02.13

Vigencia:

Perpetuidad

Objetos de
Conservación:

La conservación de la cobertura boscosa, hábitat del mono tocón “Callicebus oenanthe”, especie en peligro crítico de extinción (UICN, 2011) y endémica de la Región San Martín, así como contribuir con la recuperación de la biodiversidad y los servicios ambientales asociados al predio del ACP.

Los resultados del trabajo de esta familia son irrefutables: las quebradas de Mangapaquina y Pucunucho están totalmente recuperadas y el caudal del agua ha vuelto a la normalidad. El mono tocón, especie en peligro de extinción y uno de los veinticinco primates más amenazados del mundo, volvió a aparecer por esta parte del departamento de San Martín de donde es endémica y no se le había visto en mucho tiempo. Todos estos motivos, consecuencia de un bosque saludable, son la causa de la sonrisa que tienen los Pinasco cuando hablan de conservación, más precisamente, de Pucunucho.

En el año 2005 una terrible sequía atacó toda la amazonía. Todo se secó y las comunidades de alrededor de Pucunucho se quedaron sin agua para beber. Karina y su familia le abrieron las puertas de su área. De todas las quebradas, solo Pucunucho y Mangapaquina no se secaron. Los vecinos dejaron de decir que estaban locas y le encontraron un sentido a lo que ellas hacían. Hace tan solo quince años atrás esta fuente de vida tan solo goteaba y el milagro se llamó persistencia y pasión por la naturaleza. Y ellas empezaban a contagiarlos de todo eso.

En la actualidad, Karina y toda su familia trabaja con sus vecinos en la conservación de estos bosques y quebradas. Cada vez es mayor el número de estudiantes de Juanjuí que les solicitan ingresar para admirar y aprender sobre la fauna y flora local. Además es visitado por autoridades y otras organizaciones que están emprendiendo proyectos de reforestación con miras de la restauración de ecosistemas claves, especialmente de cabeceras de cuenca. Pucunucho es más que un Área de Conservación Privada (ACP) sino también un modelo de lo que se puede llegar a hacer con trabajo constante, manejo adecuado y voluntad comunal. La vida vuelve a renacer.

“Tengo mucha ilusión de que estos cambios nos hagan evaluar nuestros pensamientos y sentimientos. Tenemos que dejar de ser tan egoístas. Pero tengo ilusión, veo cómo la gente está cambiando”, nos dice Karina Pinasco, mientras mira cómo todo lo que sembró en las quinientas hectáreas de bosque sigue creciendo y haciendo más fuerte este parche de vida que no deja de sorprenderla a cada momento, así como un grupo de monos tocón que pasan a saludarla.

  • Visítanos

    Para llegar al ACP Pucunucho se usa como vía principal de acceso la Carretera Juanjuí - Tocache en un recorrido que dura 10 minutos en automóvil, luego se recorre por la margen derecha un camino de herradura, con una caminata de 5 minutos por una suave pendiente hasta llegar a la quebrada Pucunucho, donde existe una vía de ingreso al predio y funciona como servidumbre de paso a los diferentes predios ubicados en las partes altas.

  • Ayúdanos a Conservar

    Constituye un espacio invaluable para la investigación de la biodiversidad y sobre regeneración natural del bosque, fenología de especies de bosques secundarios, recuperación de áreas degradadas, manejo de bosques secundarios, enriquecimiento con especies nativas, tratamientos silviculturales, suelos, entre otros. Adicionalmente, se posibilita la investigación científica del comportamiento de la fauna silvestre.

    Considerando que el predio cuenta con área de bosque poco perturbado, conservado y en proceso de recuperación a escasos 15 minutos de la ciudad de Juanjuí, el área se convierte en un lugar ideal para el desarrollo de actividades de capacitación, educación ambiental y sensibilización de la población urbana y rural de la zona en la conservación de los bosques.

    A la fecha, se cuenta con infraestructura básica en el área que funciona como Centro de Interpretación en donde se reciben estudiantes y visitantes que desean realizar labores de educación ambiental y actividades de ecoturismo.